HA, Alta disponibilidad o cómo evitar que tu web se caiga en el momento menos indicado

Ecommerce, security

Que se ha caído la tienda.

– ¡¿Cómo?!

– Que hay tanta gente intentando comprar que ha petado.

-Pero, a ver, que llevamos semanas preparándolo todo. No me puedes decir ahora, en pleno Black Friday, ¡¡¡Que no tenemos la web operativa!!!

Tanto cuadrar stocks y descuentos, organizar la logística y determinar las políticas de devoluciones y todas las negociaciones con plataformas de pago para que en menos de un minuto todo se vaya por el retrete. Sí, así de gráfico. À la merde.

Re.su.mien.do: Por un lado, tenemos un montón de usuarios cabreadísimos, y por el otro un empresario llorando mientras calcula el dinero que está perdiendo. Moraleja: Si tu tienda online no quieres ver colgada, la alta disponibilidad deberá ser tu gran aliada.

¿Y por qué? Pues porque los sistemas de alta disponibilidad garantizan que una web no se caiga, incluso en los momentos de mayor tráfico. Eso se traduce en usuarios contentos (y que vuelven), compras satisfactorias (y buenas reviews) e ingresos (ingresos, ingresos).

Disponibilidad = Eficacia y estabilidad

Así de simple.

No obstante, te damos algunas razones más para que te convenzas de que la HA es el camino hacia el éxito de tu e-commerce (y hacia la felicidad de tus clientes):

1 – Tus clientes no tendrán que esperar

A los clientes ya no les gusta esperar. Ni por ti ni por nadie. Por lo tanto, o tu tienda online está disponible las 24 horas del día, o adiós.

2 – Tus clientes no se perderán tus ofertas

¿Dónde está la tienda, aquí o allí? Pues no está. Y si no hay tienda, las ofertas, los descuentos y todo lo demás se lo lleva el viento internáutico, por lo tanto, todos los usuarios se buscan la vida en otras webs. Y no la tuya.

3 – Tus clientes no tendrán problemas de pago

Tener la cesta virtual llena y que la plataforma de pago falle es de lo más frustrante-cabreante. Si a ti no te gusta que te pase, a tus clientes, menos.

4 – Tus clientes no podrán ver tus productos

“Si no estás en Internet, no existes” extrapolado a una web caída significa que si nadie puede acceder a ella es como si no existiera. Pero habrá otras webs operativas, y todos tus clientes acabarán allí comprando lo que no han podido en la tuya.

5 – Tus clientes no podrán ver tus imágenes, descripciones o precios

Una imagen vale más que mil palabras, y cuando se trata de comprar, más. Pero una imagen sin descripción es como un producto sin precio: no comprable.

Evita el efecto “lo que pides vs. lo que te llega”, que no es bueno para nadie. Las compras, sean hechas con la razón o el corazón, entran primero por los ojos y luego se deciden gracias a las descripciones y el precio. Si ese conjunto no está disponible, no es bien. Además, que no se carguen las imágenes, las descripciones o los precios puede generar desconfianza que se traducirá en abandono de la compra.

6 – Tus clientes no podrán ver las reseñas o los comentarios de tus productos

El buen cliente online se guía por las reseñas y los comentarios. Ayudan mucho a conseguir la venta, incluso pueden ser decisivos. Y también cuestan mucho de conseguir. Si los usuarios no pueden leerlos les generará dudas que pueden hacerles replantear comprar en tu web.

7 – Tus clientes no podrán comprar

En definitiva, si no hay tienda online /web disponible, no hay compras. De lógica aplastante. O te aseguras de que tus sistemas estén siempre activos o di adiós a cualquier campaña.

Evita que el Black Friday se convierta en un día negro de verdad, adopta la alta disponibilidad (artículo 2×1 con moraleja y pareado 😁).

–       ¿Tienes la lista de lo que quieren?

–       Sí, me la pasó Elena, lo tengo todo aquí.

–       Perfecto, mañana es Black Friday y podemos pedirlo casi todo online, y así tenemos los Reyes solucionados.

–       Si, que con los descuentazos que hacen sale a cuenta.

–       Sólo espero que la web no se cuelgue como el año pasado…

Se acerca la campaña de Black Friday, ese día (que ya se ha alargado a la semana de antes, durante y después) en que todos aprovechamos (por lo menos, los más previsores) para hacer acopio de regalos navideños y caprichos varios (no lo niegues, que llevas desde verano esperándolo).

Y no hay cosa que dé más rabia que cuando vayas a acceder a esa web… ¡PAM! Te salga un mensajito de estos 👇🏻

Tú con la tarjeta en mano, tu lista de “Reyes de los sobris” (y la de “el antojito de auto regalo porque este año he sido [email protected]) y ESA WEB se cae. Y como tú, están muchos otros. Todos viendo a bomberos en sus pantallas. El nivel de cabreo es monumental.

, , ,

Te puede interesar